Sergio Pérez, un latino en el podio del Mundial 2023 de F1

Sergio Perez Mundial 2023 de F1
Hector Nuñez
Hector Nuñez

¿Quién soy? Pues según mi pasaporte, soy Héctor Núñez y según lo vivido, soy periodista y marketero.

Facebook
Twitter

La temporada 2023 de Fórmula 1 nos ha dejado grandes momentos. Max Verstappen fue campeón del mundo y tras él estuvo el mexicano Checo Pérez.

Los pilotos de Red Bull dominaron todo el año, aunque el número 1 indiscutible fue el neerlandés, que rompió todo tipo de récords que vamos a repasar en este texto. Mientras, Pérez es uno de los grandes ejemplos del crecimiento de Sudamérica dentro de este deporte en el que seguiremos viéndolo en 2024. Repasamos esto, además de algunos de los momentos más destacados, en nuestro resumen de la temporada.

El subcampeonato de Checo Pérez

El año pasado fue desafiante para Sergio Pérez, a pesar de que logró alcanzar la meta establecida al final. Aunque comenzó de manera prometedora, sus desempeños en la clasificación y luego en las carreras pusieron en riesgo su posición de subcampeón, ya que Lewis Hamilton se convirtió en un competidor formidable. Finalmente, exhibió su orgullo y, con su consistencia en las etapas de Sao Paulo, Las Vegas y Abu Dhabi, logró consolidar la segunda posición.

Los contratiempos en las clasificaciones de Checo son evidentes. El piloto de Guadalajara no logró ingresar a la Q3 en Grandes Premios como Mónaco, España, Canadá, Gran Bretaña, Singapur o Catar, y solo logró la ‘pole position’ en Arabia Saudí y Miami. Mientras Max Verstappen rompía récords de victorias, Pérez solo obtuvo dos en Arabia Saudí y Azerbaiyán, la última de ellas el 30 de abril, con toda la temporada por delante.

Uno de los momentos más complicados para Pérez fue cuando Helmut Marko, asesor de Red Bull, afirmó que «Checo es sudamericano y por eso su mente no está tan centrada como la de Verstappen o Vettel». Estas declaraciones, cargadas de controversia, señalaban al mexicano. En lugar de pedir disculpas, Marko explicó que «solo quería decir que a un piloto mexicano le puede resultar más difícil concentrarse que a uno alemán o neerlandés».

Este comentario generó rumores sobre una posible salida de Pérez de Red Bull. Sin embargo, tanto el piloto como su círculo lo tomaron como un estímulo para mejorar y buscar mejores resultados. Checo aún tiene contrato hasta el final de la próxima temporada 2024, y está confirmado que continuará conduciendo para Red Bull junto a Max Verstappen por cuarta temporada consecutiva. Veremos si esta vez puede competir de igual a igual con el talentoso piloto neerlandés.

Max Verstappen, de récord en récord

La supremacía de Max Verstappen fue tan abrumadora que ningún competidor pudo igualarle en la mayoría de las carreras, lo que resultó en la consecución de diversos récords, empezando por el de mayor cantidad de puntos en una sola temporada con 575. Por sí solo, habría sido suficiente para que Red Bull ganara el Campeonato de Constructores, ya que los dos pilotos de Mercedes sumaron 409 puntos, 166 menos que Max.

Verstappen también ostenta el récord de más victorias en una sola temporada, con 19. Le faltaron solo 3 para lograr el pleno: Arabia Saudí, Azerbaiyán y Singapur. Además, logró una impresionante racha de 10 victorias consecutivas, superando las 9 de Sebastian Vettel en 2013. Esto le otorga el título de piloto con el mayor porcentaje de triunfos con un 86.36%, superando el 75% de Alberto Ascari en 1952 y el 72.22% de Michael Schumacher en 2004. Asimismo, estableció un nuevo récord de podios en una temporada con 21, superando su propia marca de 18 en 2021.

En cuanto a la diferencia de puntos con el segundo clasificado, Verstappen estableció una brecha notable. Aunque Checo Pérez condujo el mismo modelo de coche, el RB19, Verstappen acumuló 575 puntos, una ventaja de 290 sobre los 285 del piloto mexicano. Esta diferencia está muy por encima de los 155 puntos que Sebastian Vettel logró sobre Fernando Alonso en 2013.

Adicionalmente, el piloto neerlandés lideró la mayor cantidad de vueltas en una temporada, superando la marca histórica en el campeonato con un total de 1.003 vueltas. Se colocó en la posición número uno al menos en una vuelta en 20 de los 22 Grandes Premios, superando las 19 de Lewis Hamilton en 2019.

Fernando Alonso y Aston Martin, de más a menos

El comienzo de la temporada se caracterizó por la impactante entrada en escena de Aston Martin. Después de fichar a Fernando Alonso y a miembros destacados de Red Bull, el equipo británico sorprendió al mundo al pasar de ser el sexto o séptimo coche en la parrilla a luchar constantemente por los podios. El piloto español logró un total de 8 podios, 6 de los cuales fueron conseguidos en las primeras 9 carreras.

Entre Bahrein y Mónaco, Alonso disfrutó del segundo o tercer mejor coche junto al Ferrari, una realidad palpable no solo en sus resultados, sino también en los de Lance Stroll, quien obtuvo la mayoría de sus puntos en la primera mitad del campeonato. Stroll terminó sexto en Bahrein, cuarto en Austria y séptimo en Azerbaiyán. Sin embargo, cuando la afición española anticipaba la anhelada victoria número 33 del piloto asturiano, Aston Martin tuvo su peor actuación hasta ese momento en Montmeló.

Aquel fin de semana fue un punto de inflexión, ya que las mejoras de sus rivales comenzaron a surtir efecto. Mercedes se convirtió en una competencia seria, evolucionando hasta lograr el segundo puesto en el campeonato de constructores. Junto con Ferrari, dejaron atrás a Aston Martin en la parte media de la temporada, aunque McLaren emergió como un rival inesperado. El equipo naranja papaya comenzó siendo uno de los coches con peor rendimiento en la parrilla y terminó siendo un contendiente habitual en la zona de podio.

A pesar de ello, Fernando Alonso logró mantener el cuarto puesto en el campeonato de pilotos. Después de sus únicos dos abandonos consecutivos en Estados Unidos y México, logró un podio heroico en Sao Paulo, superando a Sergio Pérez en un duelo que será recordado durante muchos años. Finalmente, en Las Vegas y Abu Dhabi, obtuvo un noveno y un séptimo puesto, lo que fue suficiente para situarse por delante de Leclerc, Norris, Sainz y Russell.

Solo una victoria sin el sello Red Bull

En la temporada 2023, Ferrari se destacó por su consistencia. Aunque tuvo dificultades para competir con los Red Bull en términos de victorias, siempre estuvo en la contienda por los puestos de podio y finalmente capitalizó la única oportunidad que el equipo austriaco les concedió. Esto ocurrió en el Gran Premio de Singapur, donde Carlos Sainz logró la única victoria de la temporada para un piloto que no fuera Max Verstappen o Sergio Pérez.

Ni los pilotos ni los integrantes del equipo Red Bull lograron encontrar la configuración adecuada en Marina Bay, lo que resultó en que Max y Checo terminaran en quinta y octava posición respectivamente, un resultado inusual dada la dominancia a la que estábamos acostumbrados. Ferrari, Mercedes y McLaren se disputaron la victoria, pero Carlos Sainz aseguró la ‘pole position’ y la defendió con éxito, cruzando la línea de meta con Lando Norris a solo 0.8 segundos y Lewis Hamilton a 1.2 segundos de distancia.

¿Qué podemos esperar en 2024?

Por primera vez en mucho tiempo no habrá ningún cambio de piloto en la Fórmula 1. La parrilla de 2024 será exactamente la misma que terminó en 2023, aunque todo apunta a que 2025 será más movido porque esta temporada acaban contrato algunos como Sergio Pérez, Charles Leclerc, Carlos Sainz, Fernando Alonso o Pierre Gasly. Todos con victorias, el español con dos campeonatos del mundo, en su palmarés. Y precisamente el estar jugándose un puesto en la parrilla hará que corran bajo una presión especial.

La clave para los equipos el próximo año será recortar distancia con Red Bull. Parece difícil que los austriacos abandonen la primera plaza tras el bestial dominio del último año, pero equipos como Mercedes, McLaren o Aston Martin iniciaron un interesante camino de evoluciones para pelear por la zona alta. También la escudería Ferrari, al que le exige más desde fuera y desde dentro, porque Leclerc fue contendiente al campeonato en 2022 mientras su monoplaza estuvo a la altura. Acabar con ese dominio es el objetivo número uno para todos los que no sean aficionados de los dos toros.

Facebook
Twitter